Pixel do Facebook

Películas del 2017

En el cine, este fue un año de contrastes. Las grandes películas de 2017 fueron una mezcla de franquicias cinematográficas que se hicieron todavía más grandes, otras que se despidieron, y algunas más que regresaron de la tumba. Conocidos cineastas con voces autorales regresaron con nuevos filmes, otros terminaron de consolidarse, y algunos más debutaron y sorprendieron, convirtiéndose en promesas.

El súper exitoso Universo Cinematográfico de Marvel (MCU) tuvo uno de sus años más coloridos, luego del fichaje del cineasta australiano Taika Waititi (‘Cazando salvajes’) por parte de Marvel Studios para alegrarle la vida del “Dios del trueno”. El resultado, ‘Thor: Ragnarok’, es radicalmente opuesto en tono a sus predecesoras, y una de las más exitosas entregas de la franquicia a la fecha. Fue precedida en el año por las todavía más exitosas ‘Guardianes de la Galaxia Vol. 2’ y ‘Spider-Man: De regreso a casa’, que por fin trajo al popular superhéroe al MCU, ahora interpretado por Tom Holland.

En otras franquicias, la superheroína más famosa de todas por fin tuvo su muy postergado debut en pantalla grande. ‘Mujer Maravilla’, dirigida por Patty Jenkins (‘Monster: Asesina en serie’), la película consolidó a Gal Gadot como estrella, se convirtió en la más taquillera de la historia dirigida por una mujer, y una de las mejores en el subgénero de superhéroes de esta década.

Por otro lado, ‘Rápidos y furiosos 8’, ‘Star Wars: Los últimos Jedi’ y el remake de ‘La bella durmiente’ con Emma Watson fueron las tres películas más taquilleras de 2017, en un año que despidió a Hugh Jackman en su rol más famoso con ‘Logan: Wolverine’, y que también vio el regreso de dos queridas sagas con resultados radicalmente distintos: ‘Blade Runner 2049’, dirigida por Denis Villeneuve (‘La llegada’), estrenada ante aplausos de la crítica e indiferencia del público; y ‘Jumanji: En la jungla’, reinvención moderna y continuación para el clásico noventero protagonizado por Robin Williams.

Cine de autor y conciencia social

Este año también vio películas de autores populares, muchos de ellos trabajando dentro de los grandes estudios. Christopher Nolan (‘Interestelar’) entregó su esperado filme bélico fragmentado, ‘Dunkerque’; mientras que Paul Thomas Anderson (‘Petróleo sangriento’) estrenó ‘El hilo fantasma’, que también marcó la retirada del gran actor Daniel Day Lewis. También vio la luz la ambiciosa metáfora bíblica de Darren Aronofsky (‘El luchador’), ‘¡Madre!’, mientras que en terrenos más comerciales, el británico Edgar Wright (‘Scott Pilgrim vs. los ex de la chica de sus sueños’) nos aceleró el pulso con ‘Baby: el aprendiz del crimen’. En Europa, la legendaria madre de la Nueva Ola Francesa, Agnès Varda, estrenó su encantador documental realizado a cuatro manos con el artista JR, ‘Rostros y lugares’.

Sin embargo, fueron las nuevas voces que surgieron o se consolidaron, las que tuvieron cosas más interesantes que decir. El otrora comediante Jordan Peele debutó como director con ‘¡Huye!’, que se valió de todas las convenciones del cine de terror para proponer reflexiones sobre el racismo que se esconde debajo de la falsa corrección política blanca. La actriz Greta Gerwig (‘Frances Ha’) tuvo un contundente debut como directora con ‘Lady Bird’, protagonizada por Saoirse Ronan, que dio un necesario enfoque feminista a la experiencia de ser una mujer adolescente en los dramas “coming of age”. Sean Baker, director de la aclamada ‘Tangerine: chicas fabulosas’, estrenó su segundo largometraje, ‘El proyecto Florida’, sobre la infancia en la marginalidad de la sociedad estadounidense. Un relato similar al que contó Barry Jenkins con su segundo largometraje, ‘Luz de luna’, sobre lo que significa crecer no sólo en los márgenes geográficos y económicos, sino raciales y de la sexualidad convencional.

Las películas de 2017, incluso dentro de la fábrica de sueños hollywoodenses, nos enseñaron dos caminos: la diversión palomera y despreocupada, cada vez más espectacular; o bien, las tramas que se salían de lo convencional para retratar las profundas problemáticas de nuestra sociedad contemporánea. Nada mal para un año cinematográfico cuyo principal evento no sucedió dentro, sino fuera de las películas: las acusaciones en contra de Harvey Weinstein, uno de los productores más poderosos de Hollywood, por abuso sexual al interior de la industria.

El cine mexicano en 2017

En 2017, el cine nacional estuvo en boca de todos a nivel mundial, pero por películas que no eran precisamente mexicanas. Este fue el año en el que el cineasta mexicano adorado por muchos, Guillermo del Toro (‘El laberinto del fauno’), estrenó la fantasía romántica con la que conquistó el Festival de Cine de Venecia y los Oscar del siguiente año: ‘La forma del agua’. Por su parte, Pixar lanzó ‘Coco’, su esperada animación basada en una de las tradiciones mexicanas más conocidas en el mundo, el Día de muertos.

En términos de taquilla, las películas mexicanas de 2017 tuvieron poco que argumentar a su favor. Aunque no faltaron las siempre confiables comedias, fue un año que se quedó corto en recaudación frente a varios de sus predecesores. Las comedias más exitosas de ese año fueron ‘Hazlo como hombre’, ‘3 idiotas’, ‘Cómo cortar a tu patán’, ‘Todos queremos a alguien’ y ‘El tamaño sí importa’.

Lo cual no quiere decir que no hubo propuestas más interesantes en el cine mexicano de 2017 (porque sí que las hubo), aunque tristemente pasaron casi desapercibidas en las salas comerciales. ‘Las hijas de Abril’, de Michel Franco (‘Después de Lucía’) fue la que corrió con más suerte en taquilla, y además fue premiada en el Festival de Cine de Cannes. ‘Tempestad’, uno de los documentales mexicanos más extraordinarios de la década; y la alucinante sátira ‘Maquinaria Panamericana’ tuvieron su estreno comercial en 2017, pero ni su éxito en los festivales nacionales e internacionales sirvió para hacerlas destacar en taquilla. Lo bueno es que tienen segunda vida en streaming, para encontrar el público que se merecen.

Gracias, ahora está inscrito en nuestro boletín de noticias!